miércoles, 14 de mayo de 2014

mujer ligera


En la esfera circulante del dormir, a veces avanza una mujer ligera. Pelo de cobre y mirada directa. Entra segura aunque deba caminar sobre los vidrios molidos que dejó el tiempo. Ella siempre ordena. En mi mueble preferido guarda los sueños que yo olvide en el piso, acomodàndolos junto a fotos de desconocidos que conservo por las dudas. Pone tanto empeño en entenderme que podria ser madre. Ni yo ni ella hablamos. No nos une la palabra. Sus ojos saben de mi más que mi propio espejo. Yo solo se de ella que de vez en cuando me visita cuando reina el silencio. Que no tiene horarios ni fechas. Y que se va desvaneciendo en la misma forma en que la luz besa a la mañana. 

jueves, 13 de febrero de 2014

Conozco un hombre


Conozco un hombre que guarda  enigmas en su piel cansada. Fiel a su guerra, por momentos es soldado victorioso y por momentos mutilado prisionero.Nunca una tregua, ni siquiera en el vuelo hacia el vacío porque es cuando más busca a la presa. Perfecto en su complicación, saborea heridas para paralizar làgrimas, se inunda de urgencias, de latidos, y a veces corre por entre  nubes buscando hálcones plateados.
De Mañana llora. De tarde,  sus manos devuelven la palabra a las caricias amadas entre un escombro de pecados.
Conozco un hombre que escribe su epitafio en arenas rosadas sòlo para que el viento lo borre y se encuentre nuevamente sin destino rodeado de deseos.Que se hace y deshace en enero y en octubre, y el resto de los meses, susurra rezos buscando un perdón innecesario, confeso culpable de haberse  permitido ser espuma de mar en el medio del desierto.

CMT

miércoles, 5 de febrero de 2014

DISUELTA


Disuelta en vacío floto
desdibujándome de  a poco.


Liviana y sin excusas.

Convertida solamente
en un susurro en el aire,
tal vez un ojo,
un centímetro de labio,
casi la sombra de un desvelo.

Sirena que no llega
ni a ser metàfora
de un olvidado cuento.

viernes, 13 de diciembre de 2013

ARRINCONADA




Sin ojos,
sin piel,
sin aire.

Arrinconada
entre el mayor de los miedos y el negro que dejo tu huida
me adormezco en vos, sombra de mi vida,
espíritu que no suelto en las tormentas.

Déjame que haga de vos el altar
donde se guardan los sueños que no han muerto en nuestras guerras.

Déjame que coloque los pétalos que dejaron
las caricias y el aliento como restos,
antes del naufragio.

Luego volveré a la vida.

Desde mi carne brotará la risa y los latidos del nuevo tiempo.

Es tu sangre la que guardo entre mis besos,
y  viviré para que al menos ellos también vivan

CMT

acompañado verso

 
Su  boca murmura plegarias a los zócalos
mientras sus pies expurgan lo que su risa esconde. 
 
Lo he visto pasar tantas veces por el mismo laberinto,
negando
lo que afirma en secreto,
matando
lo que revive en las noches,
odiando
lo que por tanto amar 
odia tanto,
que ya mi sombra ha decidido
acompañarlo en su último duelo.

CMT

martes, 12 de noviembre de 2013

De velos escondidos


Giro sobre los velos escondidos
como el que despierta de un lejano sueño.
Ahora sos vos y vos
el que está al borde del famoso precipicio,
pero es mi garganta la que exclama el grito muerto.

Desnuda de fantasmas
me persigno mientras los contemplo
perdonándose y volviendo a la vida.

Encallados en la nada por mucho tiempo,
ahora me usan
para que yo les de mi piel y mis tormentos,
mientras abrazan mi centro como un zarpazo de león.

Cuerpos que se alteran,
nacen,
mueren
y vuelven a nacer,
bocas que atragantan besos y desprecios,
manos que no tocan,
sombras de incomprensiòn.

En el fondo,
la cenizas abren los ojos de los que no veían antes.

Yo, pura y bestial en este instante,
 te recojo del silencio y me protejo
en tu sangre y la mía.
Entonces,
la tarde llora penas,  limpia  lo escondido
y lo hace exhalación.

En este tiempo que nunca ha existido,
nadie es lo que parecía ser,
ni siquiera el suspiro que nos calma.

martes, 5 de noviembre de 2013

VUELAN



Danzan sobre mí
cenizas que en otros tiempos
fueron las alas de sublimes mariposas.
Mientras,
Cae la noche,
noche cuidadosa que en silencio
guarda la memoria de sus pasados vuelos.

Quién pedirá que el viento cautive esos restos y los proteja?

Sólo la luna y la loba observan.

Dejen que dibujen su último baile provocador y libre,
que no se mueran al menos ellas,
que yo he visto alguna vez nacer estrellas
de las cenizas más oscuras y petreas.

CMT